Aporte al debate sobre la refinanciación de la deuda con el FMI

Nuestra Confederación Cooperativa emitió un mensaje con su opinión acerca de la refinanciación de la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que fue leído por el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados, Carlos Heller, en una jornada previa a la discusión del tema en el recinto:

“La refinanciación de la deuda con el Fondo Monetario Internacional exige el máximo compromiso no solamente de parte de las fuerzas políticas representadas en nuestro Parlamento sino también de los distintos actores de la economía nacional.

Las cooperativas, junto con las mutuales, representamos cerca del 10% del PBI nacional. Generamos más de 500 mil puestos de trabajo y estamos en prácticamente todos los rincones de nuestra Patria.

En efecto, según datos del Inaes, en nueve de cada diez departamentos o partidos está presente al menos una de las más de diez mil empresas de la economía solidaria registradas a nivel nacional.

Hay 28 millones de asociados y asociadas que producen, trabajan, consumen, ahorran o habitan en el sistema de la economía solidaria, un sistema eficiente económicamente y responsable socialmente, basado en valores y principios que lo identifican a nivel mundial y orientado centralmente al bien común.

Sin embargo, no es un sistema aislado. Las cooperativas y otras empresas de la economía solidaria, como parte del aparato productivo nacional, no pueden crecer y desarrollarse bajo el yugo de la deuda externa que una vez más vuelve a pender sobre nuestra economía.

El cooperativismo argentino, con más de un siglo y medio de trayectoria, siempre ha defendido el trabajo y la producción nacional, entendiendo que no es posible garantizarlos sin soberanía financiera. Por eso, en 2014 impulsó una declaración contra los fondos especulativos, que fue acompañada por las organizaciones hermanas de todo el continente americano, reunidas en Chapadmalal.

Allí se plantearon algunas propuestas que hoy siguen teniendo vigencia, en este nuevo escenario. Quizá la más relevante sea la modificación de las normas e instituciones del sistema financiero internacional, desde la perspectiva de los principios y valores cooperativos.

Con el mismo ímpetu planteamos en el ámbito de los organismos multilaterales la necesidad de democratizar el sistema financiero para que las economías estén al servicio de las comunidades, de la producción, el trabajo y la soberanía de cada comunidad nacional. Lo hacemos desde nuestro protagonismo en la Alianza Cooperativa Internacional, que nuclea a más de 300 organizaciones de 110 países y que el cooperativismo argentino tiene hoy el honor de liderar.

En definitiva, sabemos que no hay programa económico sostenible si la economía real queda atrapada en la lógica especulativa y deslocalizada propia del capital financiero, y sabemos también que el resultado de esa financierización de la economía son pequeñas y medianas empresas sin acceso al crédito, economías regionales paralizadas y cuentas nacionales sin poder dar respuesta ni a sus acreedores ni a las necesidades de la población.

Hoy, condicionado nuestro país una vez más por un endeudamiento insostenible, no queda otra alternativa que refinanciarlo, tal como lo propone el Poder Ejecutivo nacional, en la búsqueda de salir entre todos del extraordinario atolladero en el cual nos encontramos y volver a recuperar la senda de la soberanía financiera que nos permita avanzar en un proyecto nacional, solidario y para todos.”