Aportes a la sesión 4.4: Vivienda y energía a precios asequibles

Introducción

La Red de Vivienda de Cooperativas de las Américas procura generar una forma de encuentro de las organizaciones y personas vinculadas al cooperativismo y otras modalidades asociativas similares, que trabajan en el tema de la vivienda familiar adoptando las herramientas de la autogestión, la participación, el esfuerzo colectivo y la solidaridad cooperativa.

Buscamos generar un canal de comunicación permanente sobre estos temas, que permita, promover el avance de los marcos organizativos, legales y financieros para el acceso a la vivienda y el hábitat adecuados en nuestros países; compartir informaciones, fomentar el incremento de la participación, en sus más variadas formas, tanto a la interna de las organizaciones sociales, como en sus relaciones con el Estado y la sociedad toda. Por ello felicitamos la concreción de este 33° Congreso Mundial de Cooperativas.

Propuestas:

Estamos convencidos que por su naturaleza, valores y principios, el cooperativismo es una forma eficaz para el desarrollo sostenible de las comunidades, y contribuye en forma directa y participativa en el mejoramiento de la calidad de vida de los pueblos. Es nuestra identidad la que hace esta diferencia positiva. En particular, en el campo de la vivienda, ha permitido lograr sustantivos avances, especialmente en lo que refiere al hábitat de los sectores de menores ingresos.

Como constructores de viviendas no estamos de acuerdo con que la ciudad se maneje como un gran mercado de oportunidades. Defendemos el acceso equitativo, la utilización democrática del espacio, y la participación comprometida y activa del Estado como regulador y promotor del derecho a una vivienda y hábitat dignos.

Defendemos asimismo la concepción de la vivienda y el hábitat dignos y el acceso al suelo urbanizado como una cuestión de derechos y no como una mercancía objeto de especulación financiera.

En particular, propiciamos la aceptación, formalización y desarrollo de distintas formas de tenencia, que sean adecuadas a las diversas circunstancias de los destinatarios y a la legislación de cada país, superando el concepto reduccionista que la única válida es la propiedad privada individual y exclusiva. El cooperativismo tiene muchos ejemplos exitosos para aportar en esta búsqueda de nuevos caminos, como el derecho de uso y goce.

Estamos convencidos de la importancia de la consideración de la dimensión de género en los problemas de la vivienda y el hábitat, así como de la atención preferente de los problemas de los jóvenes, personas de la tercera edad, personas en situación de pobreza, población rural, y de la defensa irrestricta de la no discriminación por ningún concepto.

Entendemos fundamental la intercooperacion entre cooperativas de generación y distribución de energía eléctrica y cooperativas de vivienda, asi como con las cooperativas de trabajo para la construccion y las de seguros y financieras para cubrir los riesgos y la financiación a largo plazo.

Comprendemos y estimulamos la utilización de materiales de construcción sustentables ambientalmente y el compromiso de las familias con el cuidado de su propio hábitat.

Carlos Andrés Mansilla (COOPERAR – Argentina)